Si acabas de comprar un jamón o paletilla y no sabes por donde empezar, a continuación te damos las claves para comenzar con buen pie y para que disfrutes en toda su extensión de degustar un buen jamón en tu propia casa.

En primer lugar, si vamos a empezar un jamón, es fundamental utilizar un par de cuchillos bien afilados. Uno lo vamos a utilizar para ir limpiando la pieza al inicio y a medida que la vamos consumiendo, y el otro será el que usemos para lonchear.

A continuación vamos a elegir por qué parte vamos a empezar a limpiar y cortar. Si es para consumo en casa, lo correcto es empezar por la zona de la contramaza (con la pezuña hacia abajo). Si fuésemos a comer el jamón entero en un solo día, podéis empezar por cualquiera de las dos partes.

Ya tenemos el jamón ibérico colocado correctamente en el jamonero y nuestros cuchillos bien afilados. Podemos comenzar a limpiar haciendo un corte de cierta profundidad en la zona del jarrete para que nos ayude a la hora de ir eliminando la corteza. Además, es bueno consumir esa parte del jamón desde el principio, antes de que se endurezca.

Jamón ibérico: ¿Cómo limpiarlo?

Es muy importante limpiar solamente la zona que cubre la parte que vayamos a consumir en ese momento. Una vez eliminada la corteza, asegúrate de que la única grasa que quede en la zona de corte sea banca, ya que la amarilla es una grasa rancia que afectaría al sabor.

Jamón ibérico: ¿Cómo cortarlo?

Si quieres evitar que en tu jamón se vaya formando en la zona de corte una curva cada vez más pronunciada que además te va a perjudicar a la hora de cortar, sigue estas tres pautas:

• Mantén el cuchillo siempre muy bien afilado.

• Corta siempre siguiendo el sentido de la pezuña hacia tí, y comenzando el corte desde el punto más próximo a la pezuña.

• No es necesario hacer demasiado esfuerzo. Simplemente desliza el cuchillo hacia tí colocando la hoja sobre la zona.

Coloca pues, tu jamón ibérico de bellota en el jamonero y disfruta de la experiencia como cortador y por supuesto como degustador de uno de los manjares más exquisitos de nuestra gastronomía.