Un buen jamón ibérico es algo que no debería faltar nunca en casa. En esto seguramente coincida un porcentaje muy alto de la población española. Pero en muchas ocasiones, no terminamos de decidirnos a comprar una jamón o paleta, bien porque no queremos comprar una pieza entera, o simplemente porque no tenemos destreza a la hora de cortar el jamón.

La solución a estas objeciones es bien simple. Comprar el jamón ya cortado. De hecho, es cada vez más habitual que el consumidor compre el jamón envasado al vacío, para así adquirir exactamente la cantidad que quiere consumir sin temor a no consumirlo antes de que se llegue a estropear o que pierda su exquisito sabor de origen.

Es muy importante comprobar que el envasado es correcto, y que el envase no pierde aire.

Aunque se suele vender jamón envasado cortado a máquina, nuestro consejo es comprar siempre el jamón ibérico cortado a mano, ya que mantiene mejor la esencia de lo que significa degustar un buen jamón.

Disfruta del placer de comer jamón ibérico sin necesidad de ser un gran cortador de jamón, siguiendo estos 4 consejos:

1. Guardar siempre en un lugar alejado del sol y fresco. En caso de que no sea posible, se puede guardar en el frigorífico.

2. Si lo guardaste en la nevera, y tienes previsto abrir un sobre, deberías sacarlo una media hora antes, para que se consuma a temperatura ambiente. Así podrás degustarlo con todo su sabor y podrás separar unas lonchas de otras.

3. Puede ocurrir que simplemente te apetezca comer jamón justo ahora y lo tengas en la nevera. En ese caso, aunque no es lo ideal, coloca el sobre aún cerrado bajo el grifo a una temperatura templada para que al ir desapareciendo el frío, las lonchas se vayan soltando unas de otras con más facilidad.

4. Por último, y una vez que el sobre de jamón ibérico está a una temperatura adecuada, se deben colocar las lonchas en un plato al menos diez minutos antes de ser consumido.

Una cosa más. Los sobres de jamón envasados al vacío deben consumirse como mucho a los 90 días de la fecha de envase.

Como ves, la opción de comprar jamón ibérico cortado es una solución perfecta para disfrutar de uno de nuestros más sabrosos tesoros gastronómicos, sin necesidad de ser un experto cortador de jamón.

En Jamón Mil Bellotas te enviamos tu jamón o paleta ibérica cortada por un experto cortador y con una presentación que te sorprenderá.