Si vas a comprar o tienes ya un jamón ibérico en casa y quieres saber cómo conservarlo adecuadamente para que preserve su excelente sabor presta atención a estas recomendaciones tan sencillas de seguir como cruciales para la preservación de este excelente producto.

Vigila la zona del corte

Para que el jamón ibérico preserve la totalidad de su sabor es fundamental que se corten las lonchas que se vayan a tomar y que, tras ello, la zona en la que se produce el corte, no quede expuesta al aire. Para colocar una especie de tapa con los sobrantes de piel y de la grasa, poniéndolos sobre la zona del corte a modo de tapa.

Cubrir el jamón

Además de tapar correctamente la zona del corte del jamón será recomendable tapar la propia pieza. Para ello bastará con usar un trapo de cocina y también se puede hacer lo propio con un saco realizado en algodón.

El modo de colgarlo

Al colgar el jamón ibérico es importante hacerlo desde la pezuña y en un lugar fresco, seco, en el que se dé una temperatura que oscile entre los 10 y los 18 ˚C. En cualquier caso, lo que no se debe es envolver con plástico, ya que su sabor empeoraría.

Antes de servir el jamón

Antes de consumir el jamón es importante dejar las lonchas a temperatura ambiente durante un periodo de tiempo suficiente que permita que tanto la textura, como el aroma y el sabor sea similar al de las lonchas que se acaban de cortar en ese momento.

Siguiendo estos sencillos consejos seguro que lograrás que tu jamón ibérico Mil Bellotas guarde todo su sabor y tenga la misma textura que recién cortado. Son pasos fáciles de seguir que marcarán, de un modo muy notable, la diferencia.